Semana eléctrica 9

27 mayo, 2019 - 8 minutes read

¡Feliz semana eléctrica!

Como cada lunes volvemos con vuestro mejor resumen de las noticias más interesantes del sector energético.

Sin duda el artículo más interesante (y esperanzador) de la semana pasada ha sido el que anunciaba la mejor solución hasta la fecha para descarbonizar la economía mediante la absorción de CO₂ de la atmósfera, la compañía Carbon Engineering, que cuenta con Bill Gates como uno de sus principales inversores, ha logrado patentar lo que hasta hace no mucho era una utopía, una tecnología que extrae CO₂ del aire, lo mezcla con hidrógeno y lo emplea para producir combustible limpio, empleando energía solar y eólica en el proceso.

Fuente: Ethic

La tecnología denominada Air to Fuels (A2F) “va a cambiar las reglas del juego”, la empresa canadiense ya captura una tonelada de CO₂ de la atmósfera por día, y plantea la mejor alternativa para revolucionar la industria del transporte (responsable de casi un tercio de las emisiones globales) y tener un papel decisivo en la lucha contra el cambio climático.

Puestos a imaginar, imaginemos una veintena de ventiladores gigantes funcionando a toda velocidad mientras capturan toneladas de CO₂ para almacenarla en unos enormes filtros, sigamos imaginando que mediante un proceso químico se somete ese dióxido de carbono para conseguir combustible limpio. Ya es hora de dejar de imaginar, la prioridad no es eliminar las emisiones de CO₂, sino dejar de emitirlas. Como parche temporal supone un punto de inflexión en la lucha contra el calentamiento global y plantea una solución definitiva que nos permita cumplir con el acuerdo de París, ratificado por 197 países, y evitar las irreversibles consecuencias si no frenamos la constante subida de la temperatura global por las emisiones de CO₂.

“Tenemos que limitar el aumento de la temperatura de la Tierra a 1,5 ˚C antes de 2030. Pero seguimos emitiendo grandes cantidades de gases de efecto invernadero, por lo que hay que absorber CO₂ de la atmósfera. Algo que ha dado pie a las tecnologías de emisiones negativas y abierto el debate sobre su efectividad”.

A todos nos sorprendió la última maravilla tecnológica solar, el nuevo catamarán que puede navegar durante 1.000 horas sin necesidad de recargar es obra de Solliner y nos permite imaginar (aún más) como será la movilidad del futuro, muchas son las noticias que hemos visto en los últimos meses sobre coches, camiones, motocicletas, aviones e incluso taxis voladores propulsados por energía eléctrica renovable, la pregunta es ¿Cuándo serán accesibles para todos?.

Y la buena noticia nacional de la semana ha sido que en España las energías renovables vuelven a encontrase en su mejor momento gracias a una importante bajada de los costes, la regulación favorable y la ventaja geográfica que nos regala más horas de luz que cualquier otro país en Europa, es por esto que somos el país más atractivo para los inversores en renovables.

La eólica y fotovoltaica vuelven a atraer todas las miradas y la mejor prueba de ello es el giro estratégico empresarial de las grandes energéticas, que están adaptando su estrategia (por demanda social) en un modelo más verde y centrado en el compromiso climático. España gana terreno para convertirse en líder de la de la energía renovable en Europa, y alcanzar los objetivos de la UE y del Acuerdo de París impulsando la digitalización en el sector.

Mientras Tenerife sigue su avance imparable hacia un futuro renovable y sostenible, la semana pasada batieron el récord al cubrir el 60% de la demanda con energía producida por fuentes de energía renovables (eólica y fotovoltaica).

Y desmintiendo los mitos en la movilidad eléctrica sobre los rangos de autonomía a todos nos sorprendió el artículo de Emilio Sánchez, en el que relata cómo se puede viajar igual en un Tesla que en un coche de combustión de Madrid a Oporto (y se puede) , en una travesía de 563 km, especificando los tiempos y paradas para la carga que ha necesitado, y con el criterio principal de no cambiar ningún hábito respecto al coche anterior de combustión, y no perder tiempo en carretera por tratarse de un coche eléctrico.

En el tema de iluminación led, gracias al avance tecnológico constante y el alto rendimiento que presentan estas luminarias podemos afirmar que han llegado para quedarse, y sustituir a las costosas y poco eficientes bombillas incandescentes tradicionales mejorando la eficiencia y aportando beneficios tanto para los usuarios como para el medioambiente.

La mejor opción energética para abaratar el precio de la luz se presenta como “la energía flexible”, basado en algo tan sencillo como lógico, tratando de ajustar la oferta a la demanda en los momentos exactos, es decir, que solo consumiremos lo que necesitamos en ese preciso momento, pasando necesariamente por sacar el máximo provecho a las energías renovables.

La energía flexible tiene como objetivo reducir nuestra factura de la luz, optimizando el modelo energético convencional basado en la energía nuclear y los combustibles fósiles gracias al abaratamiento de las energías renovables, consiguiendo en un futuro cercano que tengamos un sistema de energía menos centralizado y más flexible. Para lograr que la energía flexible nos beneficie a todos los agentes que participamos en el mercado energético y a los usuarios, habría que tener en cuenta 4 claves: que participen los consumidores de forma masiva, que se habrá el mercado a nuevos competidores, crear y emplear incentivos para usar la energía flexible y una fiscalidad verde, muy diferente a las energías actuales.

Y por último (y para nosotros más importante) queremos agradecer el interés que habéis mostrado en nuestro artículo sobre la conferencia en EFFIE y en especial, en la semana eléctrica pasada, que ha sido la más leida desde que comenzamos esta sección.