¡Feliz semana eléctrica!

Estamos de vuelta con el mejor resumen sobre las últimas noticias del sector energético.

Esta semana empezamos hablando, como no podía ser de otra manera, sobre el trending toppic del sector; el autoconsumo con compensación de excedentes.

Este mismo año se espera la instalación y puesta en marcha de entre 5.000 y 6.000 instalaciones que ,en su gran mayoría, serán para el segmento residencial. Aunque se calcula que cerca del 80% de la potencia instalada corresponda al sector industrial, esto hace que la industria electrointensiva mire con interés las megainstalaciones de autoconsumo fotovoltaico para sus fábricas.

Gracias a este nuevo potencial instalado se espera que el autoconsumo con compensación de excedentes permita ahorrar más del 46% en la factura de la luz a todos los prosumidores (consumidores de energía eléctrica que comienzan a producir energía para el mercado), otra de las alternativas que podrían generar una reducción en los costes del servicio de suministro eléctrico para todos es el creciente número de coches eléctricos, esto es debido a que en la mayoría de los casos se cargan de noche cuando sus usuarios están durmiendo y hay capacidad de sobra en la red eléctrica para este uso.

Aunque es pronto para dar cifras sobre las perspectivas o el porcentaje de instalaciones de autoconsumo que podrían verter la energía excedentaria a la red, podemos dar la bienvenida al nuevo modelo energético más descarbonizado y descentralizado que sin duda supondrá un punto de inflexión en la lucha contra el cambio climático.

En esta lucha durante las últimas décadas se ha prestado un interés casi hegemónico a cómo los combustibles fósiles contribuyen al cambio climático, pero no tanto a lo contrario. En esta relación causa efecto aún no se había advertido como el cambio climático pone en riesgo al sector energético y es que, los funcionarios de la UE ya han advertido que las infraestructuras de gas y petróleo, así como las centrales eléctricas, podrían sufrir grandes averías en los próximos años si no se adaptan para soportar el clima extremo y cada vez más cambiante causado por el cambio climático.

Quizá uno de los métodos más esperanzadores ante esta situación sea la tecnología verde, que permite capturar CO2. Hace algunas semanas eléctricas ya hablábamos sobre el enorme potencial de los extractores de CO2 atmosférico y los ventiladores capaces de capturar y convertir el CO2 en combustible limpio, hoy es el turno de las partículas MOF, moléculas capaces de capturar el CO2 que, a pesar de su enorme potencial comercial, sus dos décadas de investigación intensa y acelerada y su incalculable contribución a la lucha contra el cambio climático están empezando a llegar al mercado en la actualidad. Cientos de científicos coinciden en el enorme potencial de esta investigación ya que puede llegar a capturar grandes cantidades de CO2 en el mismo proceso de generación.

Una de las noticias más compartidas de la semana fue la que anunciaba en incremento exponencial en la tecnología de fotovoltaica flotante, que podría convertirse antes de lo esperado en el tercer pilar del mercado solar (tras los sistemas en tierra y tejados). China, Japón, Taiwán y Corea del Sur han dominado hasta ahora el mercado de sistemas fotovoltaicos flotantes, sim embargo, el desarrollo futuro del sector está ligado principalmente a la reducción de costes, al respeto sobre el contexto medioambiental y social.

Conocimos el primer tren solar del mundo, y nos encantó. Este viejo vehículo de 1949 vive una segunda vida gracias a la electrificación y se ha convertido en el primer tren impulsado por energía solar, cuenta con paneles solares situados en el techo con más de 6 kW que integrados con la pequeña bateria de 77 kWh (similar a la de un coche eléctrico) son más que suficientes para que realice su recorrido de más de 3 km varias veces al día. Una apuesta sin precedentes que ejemplifica de manera muy clara como las tecnologías deben ir renovándose hacia modelos más sostenibles.

Y, para terminar, el último avance en las tecnologías renovables que ha revolucionado el sector es el nuevo diseño de minieolica más eficiente inspirada en las alas de gaviotas. Los ingenieros de la universidad de Deakin han diseñado un nuevo prototipo de pala que es capaz de mejorar la capacidad de generación de las turbinas eólicas a pequeña escala entre un 10% y 15%. La solución estructural inspirada la curvatura de las alas de las gaviotas sugiere que existe un mayor potencial comercial para los pequeños aerogeneradores.

«Las palas diseñadas para grandes turbinas no suelen tener una buena eficiencia aerodinámica cuando se reducen. Estábamos convencidos de que había potencial para mejorar la capacidad de generación del pequeño aerogenerador y miramos hacia el cielo para encontrar ideas. La naturaleza tiene su propia manera de encontrar soluciones perfectas».
Dr. Jorg Schluter, profesor de ingeniería mecánica de la Universidad de Deakin