Las solicitudes para ‘enganchar’ fotovoltaica a la red se disparan

3 septiembre, 2019 - 5 minutes read

La avalancha de solicitudes que ha registrado Red Eléctrica de España (REE) para permitir ‘engancharse’ a los sistemas de transporte y distribución con pequeñas instalaciones fotovoltaicas, y ‘cobrar’ parte de lo que no llegan a consumir, da cuenta del nuevo despegue del sector tras entrar en vigor el pasado mes de octubre el decreto que vuelve a regular esta actividad, parte de una ‘revolución’ en el sector eléctrico en la que Andalucía, Castilla León, Castilla La Mancha y Aragón están a la cabeza, informa la comercializadora de renovables UniEléctrica con las últimas cifras actualizadas por REE.

En concreto, REE tiene en tramitación solicitudes de proyectos para incorporar electricidad a las redes de transporte y distribución que en total suman 142.364 MW, de los que 109.298 corresponden a instalaciones fotovoltaicas (el 76,8% del global), frente a otros (por otra parte, nada desdeñables) 30.556 MW de eólica, 380 MW de termosolar y 2.130 MW de otras tecnologías renovables.

De hecho, la potencia de los múltiples pequeños proyectos fotovoltaicos para los que REE tienen solicitudes tramitando equivaldría a la necesaria para surtir a unas 44.000 viviendas con un consumo medio. Para hacernos una idea, una población de más de 140.000 habitantes.

Por comunidades autónomas, esta nueva ‘revolución’ de la fotovoltaica  la lidera Andalucía, con proyectos a la espera de resolución que suponen 32.135 MW, seguida de Castilla y León (20.238 MW), Castilla La Mancha (13.275 MW), Aragón (12.703 MW), Extremadura (10.829 MW), Comunidad Valenciana (7.234 MW), Madrid (5.772 MW) y Murcia, con 4.095 MW.

 Sin embargo, y por la lógica razón de su menor rango de horas de insolación al año, las autonomías de la cornisa Cantábrica se han quedado por ahora al margen de esta avalancha de solicitudes. Así, no hay ni un proyecto fotovoltaico en tramitación en Asturias, País Vasco y Cantabria, con Galicia con unas modestísimas iniciativas que suman solo 24 MW. También llama la atención Cataluña, la comunidad autónoma que lideró al principio la presentación de solicitudes y que actualmente solo tiene en trámites proyectos para reintegrar electricidad a la red por 731 MW, según los datos de la REE. Otros casos particulares son los de Navarra (1.801 MW) y La Rioja (461 MW), que pese a su moderada extensión respecto a otras grandes comunidades autónomas y su relativamente bajo grado de horas de insolación al año tienen una significativa presencia en esta lista de proyectos fotovoltaicos que quieren aportar energía a la Red.

Estos datos no contemplan los también numerosísimos proyectos que se están construyendo para autoabastecimiento en instalaciones, viviendas y negocios, pero sin necesidad de conexión a la Red, algo que previsiblemente dispararía la cifra de potencia fotovoltaica que está instalando en España. Además, los números muestran a las claras el despegue del sector de la energía fotovoltaica en pocos meses, a un ritmo que ha sorprendido a los propios expertos y que dejan al alcance de la mano el que el próximo año el 20% del consumo energético total del país deba generarse por renovables, el 42% dentro de una década.

Este cambio de tendencia tuvo su origen en la decisión del Gobierno en abril del pasado año y particularmente en octubre, cuando entró en vigor una nueva regulación que permite a los particulares el libre acceso a la producción y venta de energía solar fotovoltaica, eliminando las barreras económicas cargas y peajes a la energía autoconsumida y a los sistemas de almacenamiento, todo ello coincidiendo con un salto tecnológico en los últimos años que han abaratado algunos elementos de las instalaciones fotovoltaicas hasta en un 80%.

Y así se ha visto la información en 

Diario de Burgos 

Lanza 

Expansión 

El Periódico de Extremadura

Levante El Mercantil Valenciano 

El Periódico de Aragón 

La Verdad de Murcia