¡Feliz lunes!

Como cada semana os ofrecemos el mejor resumen de las noticias que más os han gustado.

Comenzamos dando la bienvenida a las bajadas de los precios en el mercado mayorista, que se traducen en que la factura de la luz durante junio fue un 1,56% más barata que en mayo, sumando así nueve meses consecutivos de bajada hasta alcanzar un 9% menos que en junio del año pasado. Gracias a los bajos precios del gas, la luz está experimentado una rebaja interanual del 19,7%, y además, en el mes de junio se ha producido un descenso significativo de la aportación del carbón en el “mix energético”.

En estos meses hemos sido testigos de las olas de calor que disparan la demanda eléctrica por el uso masivo de los aires acondicionados. En este escenario vimos uno de los artículos que más repercusión tuvo la pasada semana, la reforma energética de un hogar podría abaratar 750 euros anuales la factura eléctrica. Actualmente existen diferentes soluciones de eficiencia energética que pueden aplicarse ajustándose a las características de cada vivienda para lograr una mayor efectividad y ahorro.

Es el turno del récord renovable que Emiratos Árabes acaba de conseguir con la mayor planta solar del mundo. La megaestructura desbanca a la actual “Gran Muralla China del sol”, y está formada por 3.2 millones de panales que logran producir un total de 1,17 GW, las condiciones climáticas y los enormes desiertos de Emiratos convierten el emplazamiento en el lugar idóneo para aprovechar la energía solar, el gigantesco parque solar puede ofrecer energía suficiente como para abastecer a 90.000 personas logrando reducir las emisiones de CO2 en un millón de toneladas métricas (equivalentes a sacar 200.000 coches de circulación).

Lo mejor de este récord es que puede ser relevado próximamente ya que la misma constructora Emirates Water and Electricity Company planea la construcción de una mega planta solar con una capacidad de producción máxima de 2 GW.

Seguimos con los récords en renovables: es el turno de la torre eólica autoizable más alta del continente africano que se eleva hasta alcanzar los 144 metros y cuenta con una potencia nominal de 3.6 MW. La empresa navarra Nabralifit ofrece un innovador sistema tanto en la instalación como en la cimentación de proyectos de esta envergadura y se suma a la tendencia del actual mercado eólico, que avanza hacia la instalación de aerogeneradores con una potencia mayor que estén en el rango de 3,5 a los 5,5 MW.

La investigación en la movilidad eléctrica parece cada vez más rápida, este es el caso de Nanoflowcell Quantino que ha roto los esquemas (si es que aún existían) en cuanto a combustibles alternativos, desde nuestras redes sociales hemos compartido en varias ocasiones las últimas versiones de vehículos que funcionan con luz solar o disponen de sistemas de carga eléctrica alternativos, el Nanoflowcell emplea como combustible el agua salada.

Además de por el estilo deportivo que favorece a su estética, destaca por la tecnología basada en baterías de flujo que son alimentadas mediante los depósitos de agua salada que circulan por una membrana encargada de generar la energía eléctrica para propulsar este innovador prototipo, las dos grandes ventajas que ofrece esta tecnología se basan en la autonomía de 1.000 km con cada carga, y la rapidez de carga ya que en unos minutos puede volver a su máxima capacidad. Estamos sin duda ante una tecnología que va a dar mucho que hablar en los próximos meses y que gracias a los 350.000 km que ya ha recorrido el Nanoflowcell es viable.

Por último nos alegra compartir de nuevo la noticia que más repercusión ha tenido esta semana: la huella de carbono de nuestra sede supone el ahorro de 34,8 toneladas de C02 al año. El uso de energía eléctrica proveniente de fuentes renovables, la propia configuración de la sede, un edificio inteligente y eficiente energéticamente, junto con la actitud de los 113 trabajadores que formamos parte de este proyecto sostenible nos ha llevado a lograr estas cifras, y querer superarlas el próximo año.

Nuestro compromiso con el medio ambiente y la lucha contra la crisis climática (que cada vez necesita más apoyos) nos permiten lograr desde el ámbito más cercano ser más eficientes y evitar el despilfarro energético.

¡Os deseamos una feliz semana eléctrica!