Factura

La telemedida y cómo ahorrar y gestionar energía, en siete vistazos

Qué es y cómo funciona el dispositivo de telemedida. Explicarlo es uno de los objetivos que se ha marcado UniEléctrica , que también financia la instalación del sistema a través de la propia factura eléctrica, con lo que se puede rebajar el gasto en ayuntamientos, comunidades de propietarios, colegios y en negocios como los de hostelería, almacenes de frío industrial o fábricas de muebles.

Así, el departamento de Marketing de UniEléctrica ha confeccionado unos gráficos que explican claramente una de las fórmulas que tiene la comercializadora de energía renovable, especializada en atender a pequeñas y medianas empresas y a autónomos, para evitar gastos innecesarios a sus clientes en la factura eléctrica: la instalación de un pequeño dispositivo de telemedida.

Para entendernos, el sistema es un nuevo ‘contador’ que proporcionan información sobre curva horaria de consumo (activa y reactiva), datos fiscales sobre la calidad del suministro, sobrecostes del mercado, tensión, intensidad, potencia de las fases, facilita alertas en tiempo real, información sobre incidencias… Todo ello permite intervenir en el mismo momento según se detectan los problemas.

Esto es especialmente útil cuando se trata de empresas con ciertas características especiales, como es en el caso del sector de la hostelería (por el altísimo consumo de las máquinas refrigeradoras, en ocasiones muy antiguas y que resultan todo un problema sustituirlas por la inversión que implica), o con la maquinaria de alta potencia en instalaciones de frío industrial o de fabricación de mueble.

La telemedida también aplica perfectamente al sector industrial del frío, como podemos ver en esta otra infografía.

El sector del mueble también puede obtener beneficios de la correcta monitorización de su gasto energético.

Sin embargo, tener un dispositivo de la telemedida también es más que útil para comunidades de propietarios, colegios y, sobre todo para ayuntamientos, obligados a modernizar sus redes y dispositivos, en muchas ocasiones antiguas y con un alto consumo en sus sistemas, con el problema añadido de que la disponibilidad económica es, como ocurre siempre, más que limitada para realizar una sustitución completa.

No sólo la empresa privada, las instituciones públicas, con tantas secciones, edificios anexos, polideportivos, iluminación, etc… también precisan de un exahustivo control para poder medir y mejorar la eficiencia energética.

 

La instalación de aparatos de telemedida no es el único servicio que Unieléctrica ofrece financiar a través de la propia factura eléctrica mensual. De hecho, la comercializadora también ayuda a ahorrar con otros servicios semejantes que se costean ‘sin sentir’ cada mes a través del recibo, incluso sin que se eleve el mismo o hasta siendo más barato gracias al ahorro que se produce. Es el caso, sobre todo, de la sustitución de los antiguos puntos de luz por led, gracias al ahorro del gasto en este capítulo de alumbrado entre el 60% (en el caso de las luces de bajo consumo) y el 88% (para las tradicionales bombillas de tungsteno), o con la financiación de condensadores para evitar la energía reactiva y la consiguiente penalización en la factura eléctrica.