Queremos informar a todos nuestros clientes y agentes de un intento de estafa en el sector eléctrico que desgraciadamente se está llevando a cabo de un tiempo para acá. Ésta suele estar dirigida a empresas cuya actividad principal tiene una alta dependencia del suministro eléctrico (supermercados, pymes, discotecas…).

El modus operandi es la recepción de una llamada telefónica por presuntos empleados de una comercializadora eléctrica argumentando que tienen una deuda o un pago atrasado de una cantidad elevada de dinero y que deben cancelarla en el mismo día o se procederá al corte del suministro. Por lo que conocemos, suele estar ocurriendo en los días en los que mayor necesidad existe del suministro eléctrico y menor posibilidad de contacto hay con la comercializadora (festivos, fines de semana..)

Lamentablemente nuestro departamento jurídico nos informa que no es la primera ocasión en la que ocurre este tipo de estafa en el sector. Así como en el mundo internet son habituales intentos variados de extorsión con el objetivo de confundir al usuario, ahora nos encontramos con que el desconocimiento del consumidor sobre los procesos internos de las comercializadoras, unido a la sensación de urgencia que como comentábamos se crea al llamar a negocios sensibles en momentos claves de la semana, crea una situación de intranquilidad para el empresario que le puede llevar a realizar un pago indebido.

Esta estafa suele ocurrir en forma de “oleadas” en la que los presuntos estafadores realizan llamadas masivas a una gran cantidad de clientes, tratando de engañar al mayor número de ellos y luego desaparecen durante un periodo de tiempo, las cuentas en las que el cliente es obligado a ingresar el dinero suelen ser extranjeras y resulta más difícil emprender acciones legales una vez se ha llevado a cabo la estafa.

Informamos de que UniEléctrica Energía nunca ha realizado prácticas similares ante un impago en el suministro eléctrico, en nuestro procedimiento el cliente debe ser notificado con antelación por carta certificada y en ningún caso se exige la cancelación de la deuda el mismo día.

Agradecemos que nos hayáis informado de la presunta estafa, y en caso de recibir una llamada similar os recordamos nuestro teléfono de atención al cliente es 957 28 94 02.