Background Image

Gracias a la tecnología, la medida y la facturación del consumo eléctrico puede alcanzar un nivel de detalle similar al de una factura telefónica

Aplicando la metodología submetering se minimizan los gastos eléctricos no deseados debidos a fallos y sobrecargas en máquinas, a olvidos y negligencias, así como a los stand-by y consumos latentes evitables.

¿Qué es el submetering?

Se trata del uso de equipos de medida independientes y adicionales al contador, que proporcionan datos detallados en tiempo real sobre el uso de la energía.

Proporciona datos con la información necesaria para implementar programas de reducción de los costes energéticos, y permite averiguar los consumos por zonas, aparatos o conceptos (climatización, iluminación, informática, etc).

Prestaciones del submetering
  • Coteja lectura del contador: permite comprobar la facturación de la comercializadora

  • Medición de energía activa

  • Lectura de consumos por períodos horarios: permite comprobar en qué tramos horarios se producen mayores y menores consumos y casar los datos con los diferentes periodos de la tarifa contratada

  • Detección y alarma de energía reactiva en tiempo real

  • Detección y alarma de consumos que superen la potencia real

  • Medición de Armónicos

  • Monitorización y control de la instalación a través de web

  • Alarmas configurables por excesos de potencias, etc,

  • Puesta en marcha y paro de elementos de la instalación en remoto

Beneficios del submetering
  • Evitar penalizaciones por energía reactiva

  • Evitar penalizaciones por exceso de potencia consumida

  • Establecer los valores óptimos de las potencias contratadas

  • Permite corregir consumos incontrolados

  • Avisa mediante alarmas de posibles problemas como:

    • Cortes y reconexiones del suministro

    • Exceso de demanda

    • Tensión por encima o por debajo de umbrales pre-programados

    • Corte o ausencia de fase