Cambio comercializadorContratosTarifas

Elección de tarifa: fija o indexada

Sin duda, con una distribución de consumo normal y estable, la tarifa indexada es la mejor opción: las posibilidades de ahorro de costes son mucho mayores que con una tarifa fija.

 El motivo de este sobrecoste en la Tarifa Fija es la prima de riesgo

Cuando las comercializadoras establecen las tarifas fijas para los 12  próximos meses, se estudia el mercado futuro y la evolución que van a tener los precios de la electricidad en función del mercado a plazos, las materias primas, hidráulica, etc.

A este precio medio calculado para los próximos 12 meses se le incrementa con la prima de riesgo “por si acaso sube”.  Este sobrecoste se traslada al cliente incrementando el precio final.

Nota: en una tarifa fija, las comercializadoras siempre van a ganar. Si el precio esta alto, el margen será menor pero siempre cubierto por la prima de riesgo para no incurrir en pérdidas. Por el contrario, si la electricidad baja, aumentan los beneficios de las comercializadoras pero estos no son trasladables al cliente.

evolucion tarifa fija frente index

Frente a la incertidumbre de los consumidores tradicionales, a los que crea cierto “desasosiego” el tener una tarifa variable porque no saben cómo va a evolucionar el mercado, tenemos la tendencia del mercado de futuros donde se prevé un precio estable hasta final del 2016.

evolucion precios mercados de futuros

Además, existe la flexibilidad del cambio. Un cliente puede cambiarse de modalidad en el momento que desee para lo cual sólo es necesario que firme un nuevo contrato con las nuevas condiciones económicas. Solo se permite un cambio al año.

Nota: en los meses más fríos suele aumentar la demanda (y consecuentemente el precio), por la calefacción, al igual que en los meses más calurosos aumenta por el aire acondicionado. Por el contrario, los meses suaves baja el consumo y el precio se reduce.

Normalmente el cliente se equivocará si se cambia de indexado a fijo porque no lo hará en el momento adecuado. Posiblemente lo solicitará cuando el mercado está más caro (coincidiendo con los meses de mayor demanda) y no teniendo en cuenta que después va a bajar.

Esto se traduce en que en los últimos años siempre ha sido mucho más económica la tarifa indexada. Hasta un 18% más barata en los últimos años.

ahorro index frente fijo