Derechos de acometida y enganche.

1 enero, 2014 - 3 minutes read

chucoLos derechos de acometida son un conjunto de gastos que tiene que abonar el cliente por las prestaciones que realiza la empresa instaladora al realizar la instalación de un suministro energético en la vivienda del cliente. Incluyen:

Derechos de extensión: es la contraprestación económica a pagar por cada solicitante de un nuevo suministro o de la ampliación de potencia de uno ya existente a la empresa distribuidora por el uso de las infraestructuras eléctricas necesarias entre la red de distribución ya existente y el primer elemento propiedad del solicitante. Para los suministros en los que se haya dado de baja no es necesario pagarlos. Uno de los aspectos que se tomará en cuenta para calcular el precio de los derechos de extensión es la potencia contratada del cliente.

◦Derechos de enganche: se trata del precio por unir el suministro de la vivienda con la red que proporcionará la energía en la vivienda.

◦Derechos de acceso: pueden darse dos casos en los que se tenga que pagar por los derechos de acceso. El primer caso es cuando se trata de un nuevo suministro en la vivienda. El segundo caso, cuando se quiere realizar una ampliación en la potencia contratada en el suministro.

◦Derechos de verificación: está relacionado con la comprobación que tiene que realizar la distribuidora de la zona para asegurarse que la instalación que se ha efectuado cumple con la normativa vigente y tiene un buen funcionamiento.

◦Derechos de enganche: se trata del precio por unir el suministro de la vivienda con la red que proporcionará la energía en la vivienda.

◦Derechos de acceso: pueden darse dos casos en los que se tenga que pagar por los derechos de acceso. El primer caso es cuando se trata de un nuevo suministro en la vivienda. El segundo caso, cuando se quiere realizar una ampliación en la potencia contratada en el suministro.

◦Derechos de verificación: está relacionado con la comprobación que tiene que realizar la distribuidora de la zona para asegurarse que la instalación que se ha efectuado cumple con la normativa vigente y tiene un buen funcionamiento.